Apologética

Qué decir cuando los mormones llamen a su puerta

Por Michael Licona

Introducción

Algún día le pasará.  Sábado por la mañana y estás a punto de sentarte a la mesa para desayunar. El pan francés huele delicioso, mientras que un vaso con jugo de naranja y una taza de café te esperan. En ese momento piensas, "Es el inicio de un gran día".  A punto de llevarte tu primer bocado, escuchas que alguien toca a la puerta. Quizá es el hijo del vecino que busca a tu hijo, o quizá el tipo de enfrente que otra vez viene a pedirte prestado tu juego de herramientas.  Así que abres la puerta y.... oh... ¡son los Mormones!
  
Elegantemente vestidos y muy amistosos, te preguntan si pueden entrar y contarte sobre las  buenas noticias de Dios. Pero te sientes inseguro. Recuerdas al profesor de la Escuela Dominical que hablaba de esos visitantes que afirmaban ser Cristianos. La mayoría de los puntos que el profesor contaba, ahora se quedaron vagos en tu mente y otros los has olvidado.  Por una parte sientes que deberías hablar con ellos y quizá hasta realmente quieres hacerlo, pero la verdad es que no quieres entablar una conversación improvisada. Entonces cortésmente dices, "estoy demasiado ocupado" y cierras la puerta.
.
Ah, sí. ¿Qué hacías antes? ¡Claro!  De nuevo al desayuno. Cortas un pedazo de pan francés  y  le das una mordida, ¡riquisimo!.  Sin embargo, al ir bebiendo a sorbos tu café sientes un sentido de desilusión. Sabes que has renunciado a una valiosa oportunidad de compartir tu fe, y todo porque no estabas preparado.  Finalmente, te dices a ti mismo, "Si Jesús estuviera aquí habría hablado con ellos".

Si usted quiere estar listo la próxima vez que ellos vengan, este libro es para usted. Su objetivo es proporcionar el conocimiento que usted necesita para ver por qué estos grupos no representan la verdad de Dios, y así compartir esta información

Capítulo 1: Sobre los Mormones

Capítulo 2: La Biblia es Confiable

Capítulo 3: La Arqueología y el Libro de Mormón

Capítulo 4: El Libro de Abraham

Capítulo 5: Evidencias Mormones

Capítulo 6: Conclusión y Aplicación

Notas Finales

Capitulo 1. Sobre los Mormones

A. Historia. El Mormonismo comenzó en 1830, fundado por José Smith Jr. De acuerdo a Smith, él tuvo algunas experiencias durante las cuales Dios, Jesús y el ángel Moroni le dieron instrucciones. Una de esas instrucciones, era el desenterrar unas planchas doradas, que habían sido enterradas por el ángel Moroni alrededor del 400 DC. , en una colina a las afueras de Palmira, Nueva York (el pueblo donde Smith vivía). José Smith desenterró las planchas,  y aseguró que estaban escritas en "Egipcio Reformado", y que Dios le había dado la habilidad de traducirlas. Está traducción fue conocida como el Libro de Mormón, un recuento de los antiguos habitantes de Norte América entre el 600 AC. Y el 400 DC.1

Los Mormones, tienen 4 fuentes de autoridad: La Biblia, El Libro de Mormón, La Perla de Gran Precio y Doctrinas y Convenios. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (LDS) se ha convertido en una de las religiones con mayor crecimiento en el mundo. En 1997, la LDS tenía alrededor de 10 millones de miembros en el mundo.2 La iglesia es dueña de muchos negocios, incluyendo la Universidad Brigham Young.

B. Doctrinas. Las creencias Mormonas son fundamentalmente diferentes de las del Cristianismo Bíblico. De esto se ha hablado en otras publicaciones.3 Por lo tanto, no es el propósito de este libro el enumerar las diferencias entre las doctrinas Mormona y Cristiana. Más bien, se trata de contestar esta pregunta, ¿Es verdadero el Mormonismo?  Sin embargo, algunas de las doctrinas Mormonas más peculiares son mencionadas abajo:

1. Dios. Alguna vez fue humano así como somos ahora, y progresó hasta poder convertirse en Dios. Es uno de muchos Dioses.
2. El Hombre. Tiene la habilidad de progresar y convertirse en dios así como lo hizo Jehová.
3. El Matrimonio. La Poligamia ya no es permitida, pero alguna vez lo fue.
4. Jesús. El hijo de Dios, pero no parte de la Trinidad, pues los Mormones no creen en ella.4

C.La gente. Los Mormones son personas maravillosas, muy sinceras sobre su fe y muy humanitarios. Las conversaciones con misioneros Mormones prometen ser cordiales. Aunque los eruditos Mormones, como los de la Universidad de Brigham Young, están bien conscientes de los desafíos que afronta el Mormonismo, el laicado Mormón, e incluso los misioneros Mormones,  permanecen en la oscuridad y quedarán sorprendidos cuando usted comparta la información contenida en la primera mitad de este libro.

2. Que dicen los Mormones cuando tocan a su puerta.
Cuando los mormones le visitan,  por lo general no se concentrarán en las doctrinas antes mencionadas. De hecho, probablemente ni las traerán al tema durante las primeras reuniones. En cambio  procurarán encontrar puntos en común con usted en muchas de las doctrinas que los Cristianos creen. Por ejemplo, ellos pueden comenzar diciendo que Dios reveló el Antiguo Testamento por Moisés y los Profetas. Entonces Jesús vino, fue crucificado y resucitado. Sus discípulos escribieron libros y cartas que se hicieron el Nuevo Testamento. Convenimos en estos hechos. Entonces las diferencias comienzan. Ellos le dirán que antes de la ascensión de Jesús en el cielo, Él se apareció a los habitantes de Norteamérica y les dio el Evangelio también. Su mensaje y la historia de estos habitantes   es registrada en el Libro de Mormón. Además, le dirán que, ya que los apóstoles no fueron reemplazados cuando fueron asesinados, la Iglesia entró en la apostasía. En otras palabras,  abandonó la fe verdadera, y por consiguiente, una restauración era necesaria. Los Mormones creen que Dios eligió a José Smith para traer aquella restauración; por lo tanto, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia verdadera.

3. Como contestar a los Mormones
Los mormones están bien equipados para contestar  la mayoría de las cuestiones que los Cristianos traen a su atención, y tienen respuestas adecuadas para hacer callar al crítico promedio. Los misioneros Mormones que vienen a su puerta son cordiales y escucharán lo que usted tiene que decir. Disfrute de la oportunidad de compartir su fe con ellos, pero permanezca listo teniendo buenas respuestas.

Aunque haya muchas cuestiones, que usted puede traer a la atención de los Mormones, enfóquese en cuatro que tienen importancia primaria. Estas serán el foco de la primera mitad de este libro y son: 

A. La Biblia es confiable. Los Mormones afirman que la Biblia ha sido corrompida durante los años, como lo evidencian las muchas traducciones diferentes. ¿Cómo sabemos que la Biblia que tenemos hoy es la misma que cuando hace dos mil años?. En el Capítulo 2 veremos que las palabras originales de la Biblia han sido conservadas con notable pureza y que su exactitud ha sido confirmada tanto por la Historia como por la Arqueología. También hablaremos de como los desacuerdos entre traducciones inglesas no ponen en duda la preservación de la Biblia durante los años. Hasta que usted haya mostrado esto a un Mormón, es inútil indicar que algunas doctrinas Mormonas se diferencian de la Biblia. Ellos sólo le responderán que la Biblia es no fiable. Ese será nuestro tema en el siguiente capítulo.

B. No hay ninguna confirmación arqueológica del Libro de Mormón. Mientras la pala del Arqueólogo ha confirmado muchos sitios y pueblos mencionados en la Biblia, no ha sido en absoluto favorable al Libro del Mormón. Aunque los Mormones afirmen con seguridad que la arqueología ha confirmado una y otra vez la exactitud del Libro de Mormón, los Arqueólogos profesionales han llegado a una conclusión completamente diferente. Usted averiguará más sobre este problema en el Capítulo 3.

           

C. El Libro de Abraham es un fraude.El Libro de Abraham es uno de los libros contenidos en la Perla de Gran Precio, una de las Sagradas Escrituras del Mormonismo. José Smith compró algunos papiros egipcios antiguos y afirmó que este era un libro original escrito por Abraham mismo mientras estaba en Egipto. Él lo tradujo, según se afirma, por el mismo regalo que Dios le había dado para traducir el Libro de Mormón. Los Egiptólogos Profesionales han traducido los papiros desde su re descubrimiento en 1967. Sus traducciones no guardan ningún parecido a la traducción de Smith, exponiéndolo como un charlatán. Usted averiguará sobre este sujeto, del cual pocos Mormones están hasta ahora conscientes. Esto será en él Capítulo 4.

D. ¿Evidencias para el Mormonismo? Los mormones están convencidos de que el Mormonismo es verdadero debido al testimonio de Dios que les confirma que es así. Si usted va a hablar con efectividad a los a Mormones, es crucial que se dirija a esta cuestión también. De otra forma, ninguna cantidad de pruebas sólidas que testifican  contra el Mormonismo, le ayudará. Vea que su acercamiento no es, ni prudente, ni bíblico. Esto será tratado en el Capítulo 5.

El capítulo 6 le mostrará como comunicar estas cuatro cuestiones, de modo que usted sea capaz de responder con inteligencia y con eficacia a los Mormones la próxima vez que ellos llamen a su puerta.

Capitulo 2: La Biblia es confiable

Si usted le pregunta a un mormón si cree en la Biblia, él le referirá a un documento Mormón, los Artículos de la Fe, verso 8, que dice, "creemos que la Biblia es la palabra de Dios mientras que esté traducida correctamente; también creemos que el Libro de Mormón es la palabra de Dios".

Los Mormones le dirán que ellos creen la Biblia "mientras que esté traducida correctamente". La mayor parte de los Cristianos estarán de acuerdo con aquella declaración. Lo que los Mormones no le dirán, a menos que usted pregunte, es que ellos no creen que la Biblia haya sido traducida correctamente, sino que ha sido corrompida durante los años.

¿Recuerda usted cuándo su maestro les puso en clase el juego del teléfono descompuesto? Él susurró algo al oído de tres estudiantes en la fila delantera, que a su vez susurraron el mensaje a los compañeros detrás de ellos, que por su parte susurraron al oído de los estudiantes detrás de ellos, hasta que los últimos tres estudiantes en la última fila recibieron el mensaje. Por supuesto los tres tenían algo diferente que decir.

Los Mormones piensan que si un mensaje puede cambiar de esa forma por cinco minutos, no podemos confiar en un mensaje que ha sido pasado durante ¡alrededor de 2,000 años!. Los Mormones también afirman que el número de traducciones diferentes en el mercado evidencia esta corrupción. ¿Si sabemos lo qué la Biblia dijo originalmente, por qué  tantas traducciones disponibles?

Mientras los argumentos Mormones para desacreditar la fiabilidad de la Biblia, en la superficie pueden parecer persuasivos, sufren un colapso cuando son vistos con cuidado. En este capítulo veremos que la Biblia es un documento confiable que ha sido exactamente conservado por muchos miles de años. Después, explicaremos por qué tantas traducciones existen. Finalmente, hablaremos como la Arqueología y la Historia secular han confirmado la exactitud histórica de la mayor parte de la Biblia. Esta tercera sección proporcionará una guía para nosotros comparar la exactitud del Libro de Mormón, que examinaremos en el siguiente capítulo.

1. El Texto de la Biblia es puro.

A. El Nuevo Testamento. La mayoría, (si no es que todo) de El  Nuevo Testamento fue escrito originalmente en griego. ¿Cómo sabemos que el Nuevo Testamento qué tenemos hoy es el qué fue originalmente escrito?. Miremos las evidencias, que consisten en miles de manuscritos antiguos, versiones antiguas, y citas del Nuevo Testamento encontradas en los escritos de los Padres de la Iglesia temprana.

1) Manuscritos griegos. Aproximadamente 5,000 manuscritos del Nuevo Testamento han sobrevivido en su lengua original.5

2) Versiones Antiguas. Antes del segundo siglo, el Nuevo Testamento estaba siendo traducido en lenguas diferentes. La traducción Copta, en Sirio, Latín y otras traducciones proporcionan fuentes valiosas para comparar.

3) Los Padres de la Iglesia Temprana. 300 años después de Cristo, casi 36,000 citas del Nuevo Testamento aparecen en los escritos de los padres de la iglesia temprana. De hecho, cada verso en el Nuevo Testamento es citado, solo no son citados 11 de ellos.6

¿Qué significa todo esto? Volvamos a la escuela primaria. ¿Recuerda nuestro juego? El profesor nota que los errores ocurrieron cuando se pasaba el mensaje. Supongamos que otro profesor pregunta a una persona de cada fila que mensaje recibió. Supongamos entonces que entrevista a otros en las mismas líneas también. En un rato, probablemente será capaz de determinar donde ocurrieron los errores y comparando lo que dicen varios de los estudiantes, será capaz de encontrar un mensaje, que es muy cercano, si no es que exacto, al que fue dicho al principio. Igualmente, aunque haya variaciones en los manuscritos del Nuevo Testamento, literalmente existen decenas de miles de manuscritos para hacer un estudio comparativo. Y cuando los eruditos en el campo de la crítica textual hacen comparaciones, un texto del Nuevo Testamento puede ser producido en un 99.5 por ciento fiel a lo que los originales dijeron. Y ese .5 restante, no afecta de ninguna manera alguna doctrina.

B.  El Antiguo Testamento. El Antiguo Testamento fue escrito en Hebreo antes del Nuevo Testamento (entre el 1,400 al 400 AC.). Una cuestión en la cual los Mormones, los Testigos del Jehová, y los Cristianos están de acuerdo es que Jesús y Sus apóstoles creyeron que el Antiguo Testamento era la inspirada e incorruptible Palabra de Dios.

El ministerio de Jesús fue dedicado a la enseñanza y al cumplimiento de las Escrituras. Cuando Jesús fue tentado, apeló a las Escrituras (Mateo 4:1-11). Contestando preguntas acerca de Él, apeló a las Escrituras (Marcos 9:12). En Su arresto (Mateo 26:52-56),  juicio (Mateo 26:64), ejecución (Mateo 27:46; Lucas 23:26-31; 23:46), y resurrección (Lucas 24:27, 44-46), Jesús apeló a las Escrituras. Jesús cita una de las declaraciones de Moisés encontrada en el Génesis como si Dios la hubiese dicho (Mateo 19:4-5). Sus apóstoles, igualmente, vieron las Escrituras del Antiguo Testamento como la Palabra inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:21).

Los Mormones creen que aunque Jesús y Sus apóstoles tuvieran la Palabra de Dios en sus manos (es decir, el Antiguo Testamento), la mayor parte de ella ha sido desde entonces corrompida; por lo tanto, no es de confianza. ¿Esto es verdadero? Observemos la evidencia, que consiste en el texto Hebreo que ha sido pasado durante más de mil años conocido como el texto Masorético, los Rollos del Mar Muerto, versiones antiguas, y versículos del Antiguo Testamento citados en el Nuevo Testamento.

1) Texto Masorético. El texto del Antiguo Testamento usado por traductores de la Biblia es referido como el texto Masorético, nombrado después de los Masoretas quiénes meticulosamente copiaron y corrigieron el texto entre el 600-1,000 DC.

2) Rollos del Mar Muerto. En 1946, cientos de rollos y fragmentos fueron encontrados en once cuevas en el norte de Israel. Todos los textos de cada libro del Antiguo Testamento fueron encontrados, con la excepción de Esther. De mayor importancia son dos rollos de Isaias, que son datados entre el 200 al 50 AC. Uno de ellos ha sido maravillosamente conservado y contiene el libro de Isaias en su totalidad. Cuando este texto de Isaias fue comparado al libro de Isaias en el texto Masorético, había una similitud entre los dos casi del 100 %, que indica que el texto Hebreo ha sido maravillosamente conservado desde los tiempos antes de Jesús hasta el presente.

3) Versiones Antiguas. Dos versiones antiguas son de provecho al compararlas con el texto Hebreo: la Versión de los Setenta y el Pentateuco Samaritano. La Versión de los Setenta era la traducción griega del Antiguo Testamento usado en los días de Jesús y es citada muchas veces por los escritores del Nuevo Testamento. Si usted debiera traducir la Versión de los Setenta al Hebreo, las semejanzas con el Texto Masorético son asombrosas. El Pentateuco Samaritano es uno de los cinco primeros libros de la Biblia que fueron usados por los Samaritanos, un grupo de Judíos que permanentemente se separaban de la población judía en general alrededor del 500 AC. Otra vez las semejanzas con el Texto Masorético son asombrosas.

4) Versículos del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento. Los escritores del Nuevo Testamento citan versículos del Antiguo Testamento un total de 330 veces.8 La mayor parte de estas citas son de la Versión de los Setenta. Las otras son de los textos Hebreos. Otra vez hay una correlación increíble al Antiguo Testamento que tenemos hoy.

¿Qué tan cerca podemos encontrarnos de un texto puro? Aproximadamente el 90 por ciento del texto del Antiguo Testamento permanece sin variación, sin tomar en cuenta la tradición  textual.9 Dentro del 10 por ciento restante, los desacuerdos son insignificantes, ninguno de los cuales afecta cualquier doctrina bíblica. La mayor parte puede ser eliminada cuando  ciertos errores son descubiertos: resbalones obvios de la pluma, un conocimiento inadecuado de la lengua hebrea de parte del traductor,10 pensamiento partisano,11 y  diferentes dialectos.12  Por lo tanto, cuando la crítica textual apropiada es conducida, da como resultado un texto con una pureza del 95 por ciento. La incertidumbre restante asciende sobre todo a una simple discrepancia  en el orden de las palabras.

Cuando la evidencia es considerada, podemos afirmar con seguridad que la Biblia en nuestra posesión hoy, tanto El Antiguo como el Nuevo Testamento, es un texto puro y en el que podemos confiar. Incluso los eruditos que no creen en la Biblia, rechazan imponer la carga de que la Biblia ha sido corrompida durante los años, dando como resultado un texto del cual no podemos estar seguros. La Biblia es un texto que ha sido conservado con  exactitud asombrosa, mucho mejor que cualquier otro trabajo de la antigüedad.

2. ¿Y qué sobre todas las traducciones?

Hemos establecido que los textos Hebreos y Griegos usados hoy por los traductores se conservan esencialmente puros con respecto a lo que los originales dijeron. ¿Entonces, por qué existen tantas traducciones de la Biblia al Inglés? ¿Esto indica que no es posible estar seguros de lo que aquellos textos Hebreos y Griegos dijeron?

Han pasado casi 400 años desde que la Versión King James (KJV) fue producida. La lengua inglesa ha cambiado bastante durante este período de tiempo. La ortografía (es decir, el modo que una palabra fue escrita) de 1611 no es legible hoy para la mayor parte de nosotros. Igualmente, cierta ortografía y  algunos significados de palabras son diferentes hoy que hace cuatrocientos años. Por ejemplo, el Salmo 5:6 en la KJV dice en inglés: "Thou shalt destroy them that speak leasing" (Destruirás a los que hablan mentira; Al hombre sanguinario y engañador aborrecerá Jehová).

El termino en inglés "Speak Leasing" (hablar de arrendamientos), hoy podría referirse a un consumidor que va a una agencia de autos y habla sobre el arrendamiento de un coche. Sin embargo, en el inglés Isabelino, el término "Leasing"(Arrendamiento) significaba mentir. Las traducciones modernas "actualizan" la lengua. "Destruirás a los  que hablan falsedad" (Salmos. 5:6, LBLA).13 Tú destruyes a los mentirosos" (Sal. 5:6, NVI).14

Considere 1 Corintios 15:9 (KJV) donde Pablo dice, "For I am the least of the apostles, that am not meet to be called an apostle, because I persecuted the church of God."("Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser  llamado apóstol, porque perseguí la iglesia de Dios").

La palabra "Meet" ya no es usada en el sentido de ser digno o merecedor. El texto original y el sentido de la palabra Griega permanece sin alterar, pero la traducción inglesa de la palabra debería ser "actualizada" así como el lenguaje cambia. Las traducciones modernas lo han hecho.

"Admito que yo soy el más insignificante de los apóstoles y que ni siquiera merezco ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios" (NVI).

Las traducciones en inglés fueron creadas también para servir objetivos diferentes. Si usted ha estudiado otra lengua, por ejemplo francés o español, sabe que la gramática de un  lenguaje es diferente de la gramática del otro. Algunas traducciones fueron hechas con el propósito de ser una traducción literal (casi exacta palabra por palabra). La Biblia de las Américas es un ejemplo bueno de tal traducción. Otras traducciones fueron hechas para ser exactas, pero más fácil de leer. La Nueva Versión Internacional intenta mantener la exactitud del mensaje del Griego original y el Hebreo en el español que se habla hoy. La Biblia en Lenguaje Sencillo procura ser una traducción exacta promoviendo un vocabulario más simple. Entonces, las traducciones no se conforman de eruditos que discrepan el uno con el otro, sino se trata de actualizaciones en el lenguaje y diferentes objetivos.

Las escrituras Mormonas afirman que los mormones creen que la Biblia es la Palabra de Dios "Mientras que sea traducida correctamente" (Doctrina y Convenios, Artículo de la Fe 8). Ya que ahora podemos saber con mucha certeza lo que el texto original de la Biblia dice, el lingüista puede traducir el Hebreo y el Griego al Español. Un entendimiento del papel de las diferentes traducciones,  nos enseña que la mayor parte de ellas entregan el mensaje de forma fiel y exacta a sus lenguas originales.

3. La Arqueología y la Historia han confirmado a la Biblia.
¿Es la Biblia un mito, o lo son los sitios y los acontecimientos que han descrito en ella una parte de la historia humana? Muchos descubrimientos de la Arqueología han confirmado la exactitud histórica de la Biblia. En su libro, "Cuando los Escépticos Preguntan", Geisler y  Brooks describen un hallazgo arqueológico fascinante, "la excavación de Gezer en 1969, encontró una capa masiva de cenizas que cubrieron la mayor parte del montículo. Examinaron cuidadosamente las cenizas de piezas de artefactos  Hebreos, Egipcios, y Filisteos. Por lo visto, las tres culturas habían estado allí al mismo tiempo. Esto dejó perplejos a los investigadores, hasta que se dieron cuenta que la Biblia les decía exactamente lo que ellos habían encontrado".15

¿Qué dice la Biblia en cuanto a Gezer?

"Faraón el rey de Egipto había subido y tomado a Gezer, y la quemó, y dio muerte a los cananeos que habitaban la ciudad, y la dio en dote a su hija, la mujer de Salomón. Restauró, pues, Salomón a Gezer y a la baja Bet-horón" (1Reyes 9:16-17).

Los egipcios mataron a los Cananitas (Filisteos) que vivían en Gezer, quemaron la ciudad, y la entregaron a la esposa de Salomón. Salomón la reconstruyó y la pobló con Judíos. El relato bíblico explica las cenizas de artefactos Hebreo, Egipcio, y Filisteos.

El Departamento de Antropología del Smithsonian Institution, tiene una declaración oficial de "la Biblia como Historia". De ella dicen, "la mayor parte de la Biblia, en particular los libros históricos del Antiguo Testamento, son documentos históricos exactos, así como cualquiera que tenemos de la antigüedad y es de hecho, más exacta que muchas de las historias Egipcias, Mesopotamicas,  y griegas. Estos archivos bíblicos pueden ser, y son usados,  en el trabajo arqueológico. En su mayor parte, los acontecimientos históricos descritos ocurrieron y los pueblos citados realmente existieron".16

Otras fuentes han confirmado también la mayor parte del Nuevo Testamento. Suetonius era un Historiador romano antiguo, que escribió a principios del segundo siglo. En los Doce Cesars, Suetonius escribe, "como los Judíos en Roma causaron continuas perturbaciones  en la instigación de Chrestus, él los expulsó de la ciudad"17(Claudio, la Sección 25).

El "Chrestus" puede referirse a Cristo; sin embargo, lo que es de verdadero interés, es que el historiador pagano dice que el Emperador Claudio expulsó a los Judíos de Roma. Aproximadamente sesenta años antes Lucas escribió, "Allí (Pablo) se encontró con un judío llamado Aquila, natural del Ponto, y con su esposa Priscila. Hacía poco habían llegado de Italia, porque Claudio había mandado que todos los judíos fueran expulsados de Roma..."    (Hechos 18:2, NVI).

El Nuevo Testamento, sobre todo las escrituras de Lucas, está lleno de datos históricos exactos. Tanto que los arqueólogos y los historiadores igualmente han quedado impresionados. El famoso y alguna vez escéptico arqueólogo  Sir William Ramsey escribió, "Lucas es un historiador de primera fila... este autor debería ser colocado junto con los más grandes de los historiadores.18 El historiador clásico A. N. Sherwin-White escribió, "Para el libro de Hechos, la confirmación de historicidad es aplastante... cualquier tentativa de rechazar su historicidad básica incluso en asuntos de detalles, debe parecer absurda. Los historiadores romanos lo han subestimado por mucho tiempo".19

La pala del arqueólogo, la pluma de los historiadores no Cristianos antiguos, y decenas de miles de manuscritos antiguos, proporcionan pruebas de que la Biblia es históricamente confiable y que su texto ha sido conservado en una forma pura. En otras palabras, es de confianza. Lamentablemente para la Iglesia Mormona, como veremos a continuación, lo mismo no puede ser dicho de sus escrituras.

Capítulo 3: La Arqueología y el Libro de Mormón

En el último capítulo vimos que la Biblia es confiable, siendo textualmente pura y exacta en muchos sitios. Por lo tanto, el Mormón puede tener la confianza de que la Biblia es la Palabra de Dios y que puede ser  traducida de forma correcta. En este capítulo examinaremos el Libro de Mormón para ver como se ajusta a la prueba histórica. Los Mormones al tocar a su puerta, le dirán que muchos hallazgos dentro de la arqueología han confirmado el Libro de Mormón una y otra vez. ¿Esto es verdadero? ¿Qué nos dicen los datos históricos que tenemos sobre los acontecimientos registrados en el Libro de Mormón?

1. No hay Ninguna Confirmación Específica del Libro de Mormón por parte de la Arqueología.

A. Lo que los arqueólogos mormones dicen.
La Universidad de Brigham Young (BYU) pertenece a la Iglesia Mormona y tiene un departamento de arqueólogos profesionales que están dedicados a la arqueología  perteneciente al Libro de Mormón. Debemos aplaudir a estos profesionales, que son Mormones practicantes, por su honestidad. Lo que muchos de ellos tienen que decir será un choque al Mormón, al poner en evidencia que la arqueología y el Libro de Mormón están en desacuerdo el uno con el otro. Al Mormón común si iglesia le dice que la arqueología sigue confirmando el Libro de Mormón, mientras los eruditos Mormones, que realmente estudian la arqueología, tienen algo completamente diferente que decir.

"(Parece que el Libro de Mormón) no tenía en absoluto ningún lugar en el Nuevo Mundo...  simplemente nada parece encajar... en antropología [o] historia... Parece extraviado".20

"El primer mito que tenemos que eliminar es que la arqueología del Libro de Mormón existe. Los títulos llenos de verdades arqueológicas a medias en los libros, diletantes en las periferias de la arqueología americana, llamándose a sí mismos arqueólogos del Libro de Mormón (a pesar de su educación), y un Departamento de Arqueología en BYU dedicado a la producción arqueológica del Libro de Mormón, aseguran que la arqueología del Libro  de Mormón no existe en realidad".21

"Lo que yo le diría es que no hay ninguna evidencia arqueológica del Libro de Mormón. Puede buscar en donde quiera. Y ha habido mucha especulación sobre ello. Han existido libros escritos por eruditos Mormones que dicen que "este acontecimiento ocurrió aquí" "o este acontecimiento ocurrió aquí." Pero esto es completamente especulativo. No existe absolutamente ninguna evidencia arqueológica que usted pueda ligar directamente a los acontecimientos que ocurrieron".22

"Ahora, soy un arqueólogo, y trabajo en México donde algunas personas piensan que los acontecimientos ocurrieron. Por ello cada semana muchos Mormones me preguntan si encuentro alguna evidencia. Y les digo, "No... La cuestión de como traducir lo que el Libro dice en términos de verdaderas evidencias que podamos tener en nuestras manos, arqueológicamente, es todavía un enorme problema".23 
Tenga presente que todas las citas anteriores pertenecen a Mormones practicantes, que son arqueólogos profesionales del Libro de Mormón.

B. Lo que los arqueólogos  no mormones dicen.
Anteriormente leímos  la declaración del Smithsonian Institution, "la Biblia como Historia". Vimos que la arqueología confirma la mayor parte de la Biblia y que los arqueólogos profesionales usan la Biblia con su trabajo. El Smithsonian Institution también tiene una "DECLARACIÓN EN CUANTO AL LIBRO DE MORMÓN". Esta declaración puede ser solicitada en la misma dirección. Cada una de las declaraciones es perjudicial a la fiabilidad del Libro de Mormón. Aquí la primera de ocho declaraciones: "la Smithsonian Institution nunca ha usado el Libro de Mormón como una guía científica de ningún modo. Los arqueólogos del Smithsonian no ven ningún nexo directo entre la arqueología del Nuevo Mundo y la materia del libro.

En 1989, Michael Ammons escribió a la Sociedad Geográfica Nacional (National Geographic Society) solicitando información sobre el Libro de mormón y su arqueología. La Sociedad contestó una carta fechada el 26 de abril de 1989,

"Ni la Sociedad ni cualquier otra institución de prestigio han usado alguna vez el Libro de Mormón en la localización de sitios arqueológicos. Aunque muchas fuentes Mormonas afirmen que el Libro de mormón ha sido justificado por conclusiones arqueológicas, esta declaración no ha sido verificada científicamente".

También en 1989, Linda Hansen escribió al Departamento de Arqueología de la Universidad de Boston con una petición similar. En una carta de respuesta datada el 5 de abril de 1989, Julie Hansen del Departamento respondió:

"El Instituto Arqueológico de América nunca ha usado el Libro de Mormón como una guía científica en la localización de ruinas históricas en el Hemisferio Occidental... Durante los 30 años pasados la Nueva Fundación Arqueológica Mundial, localizada en la Universidad de Brigham Young en Provo, Utah, ha conducido numerosas excavaciones científicas en Mesoamerica, al principio con miras a la confirmación de las declaraciones contenidas en el Libro de Mormón. Ellos no han descubierto ninguna evidencia que apoye el Libro de Mormón de ninguna forma. Sin embargo, han publicado a detalle  los resultados de sus excavaciones en Papeles de la Fundación Arqueológica del Nuevo Mundo (Papers of the New World Archaelogical Foundation), Volúmenes 1-55, 1959 y después...fueron aceptados por el Instituto Arqueológico de América y la Sociedad de Arqueólogos americanos como investigaciones científicas legítimas, y La Fundación Arqueológica del Nuevo Mundo debe ser alabada por publicar los resultados de su trabajo, que esencialmente refuta las creencias básicas de la Iglesia Mormona, sobre las cuales la Fundación está basada".24

Por lo tanto, hay un consenso de arqueólogos profesionales, Mormones y no Mormones, que no hay ninguna confirmación específica del Libro de Mormón por parte de la arqueología.

2. La carencia de pruebas arqueológicas es a veces perjudicial.

A) El Libro de mormón afirma que los habitantes antiguos hablaban y escribían en "Egipcio Reformado" y Hebreo.25 Si ese fuera el caso, esperaríamos encontrar artefactos con escrituras en estas lenguas. Sin embargo, la octava declaración del Smithsonian en cuanto al Libro de Mormón dice:

"Los informes de hallazgos de escritos antiguos en "Egipcio, Hebreo, y otras escrituras del Viejo Mundo en el Mundo en contextos precolombinos han aparecido con frecuencia en periódicos, revistas, y libros sensacionalistas. Ninguna de estas afirmaciones ha resistido al examen por eruditos de alta reputación. Ningunas inscripciones usando formas de escritura del Viejo Mundo han demostrado haber ocurrido en cualquier parte de las Américas antes de1492 excepto por unas piedras de runa Nórdicas que han sido encontradas en Groenlandia".

B) El Libro de Mormón declara que los dos pueblos que se mencionan en él (Nefitas y Lamanitas) tenían creencias judías que se hicieron Cristianas cuando Cristo resucitado se les apareció. Sin embargo, no hay ninguna evidencia de que los habitantes antiguos de las Américas tenían creencias Judías o Cristianas.

C) La Colina Cumorah se localiza en Nueva York, al sudeste de Rochester. José Smith afirmó que cuando Moroni se le apareció, le dijo que su padre llamado Mormón, enterró las planchas doradas sobre las cuales el Libro de Mormón esta basado, en la Colina Cumorah,  justo antes de la gran batalla final en ese lugar (Mormón 6:6). En la Perla de Gran Precio, Smith escribe que un día después de su segunda visión, fue a una colina grande a las afueras del pueblo donde su familia vivía (la colina Cumorah) y encontró las planchas doradas.26 Esto identifica la colina donde Smith desenterró las planchas como la misma colina donde Mormón las enterró y donde la gran batalla ocurrió. En Mormón 6:10-15, se afirma que cientos de miles de las personas fueron asesinadas en o cerca de la colina Cumorah durante aquella batalla final. Dice que "su carne, y huesos, y sangre están sobre la cara de la tierra, dejada a las manos de aquellos que los mataban para desmoronarse sobre la tierra, y derrumbarse y volver a su tierra de madre" (mormón 6:15). En otras palabras, sus cuerpos fueron dejados ahí, insepultos.

Para ayudarle a entender la magnitud de bajas en la colina Cumorah, déjenos considerar otra batalla principal. Durante la Batalla de Gettysburg en la Guerra Civil Americana había 55,000 soldados heridos, 6,000 de ellos muertos en el campo de batalla y más de 4,000 cuyas heridas eran mortales. Los testigos oculares dijeron que había tanta sangre de los muertos y los heridos, que había partes del campo de batalla que parecían corrientes de  sangre. Tantos hombres y caballos murieron que no todos podían ser sepultados inmediatamente y muchos cadáveres fueron dejados en el campo de batalla hasta unos días más tarde, cuando otros hombres fueron contratados para hacer la tarea.

¿Si 6,000 hombres murieron en el campo de batalla en Gettysburg, como se vería un campo de batalla con cientos de miles de muertos? ¿Ya que los abandonaron insepultos en la colina Cumorah, no tendrían que estar ahí algunos artefactos hechos de metal y piedra? Balas por miles han sido encontradas en Gettysburg. Nada sin embargo ha sido encontrado en la colina Cumorah.

Carl Brett, Paleontólogo de la Universidad de Rochester, ha trabajado en el área de Palmyra Nueva York, donde se localiza la colina Cumorah  y está familiarizado con la colina y sus condiciones geológicas. Él dice que si cientos de miles fueron asesinados en la colina y no fueron sepultados, todavía habría esqueletos que permanecerían en la superficie hasta hoy, incluso después de 1,600 años. Las aves de carroña y las condiciones meteorológicas explicarían por qué se ha perdido mucho, pero todavía habría quedado bastante para mirar. Los artefactos metálicos de armas y armadura también serían fácilmente encontrados.27  Pero nada ha sido encontrado alguna vez en la colina Cumorah.

3. Los intentos por parte de los Mormones para contestar el problema arqueológico fallan.
Durante una serie de conversaciones que tuve alguna vez con un amigo Mormón y algunos misioneros Mormones, les dije en la primera reunión que tenía una objeción que al Mormonismo y que consistía en que no existe ninguna evidencia arqueológica para apoyar las historias en el Libro de Mormón. Uno de los misioneros sonrió con seguridad y afirmó que había muchas pruebas de la arqueología para apoyar la veracidad histórica del Libro de mormón. Le pedí mostrarme algunas. Él dijo que él no tenía la información con él, pero que la traería en nuestra siguiente reunión. Y lo hizo. No es necesario decir que quedé impresionado cuándo cite a los eruditos Mormones que refutaban los mismos materiales que él tenía en la mano. Estas son las citas:

"Muy pocos de los escritos que han producido son de consecuencia genuina en términos arqueológicos. Unos están claramente en la franja de la contrariedad; otros tienen calificaciones creíbles. Dos de los más prolíficos son el Profesor Hugh Nibley y Milton R. Hunter; sin embargo, ellos no están calificados para manejar los materiales arqueológicos que sus trabajos a menudo implican".28

"Aquellos volúmenes que más flagrantemente ignoran el tiempo y espacio y más radicalmente deforman, interpretan mal, o no hacen caso de partes de las pruebas arqueológicas, son los populares Farnsworth volumes. También inadecuados, desde el punto de vista de un arqueólogo profesional, están los bien intencionados volúmenes de Milton R. Hunter, y varios folletos pequeños y trabajos de varios autores...  las comparaciones entre el Viejo y el Nuevo mundo han sido menos populares, pero llenas de problemas. Los mejores ejemplos conocidos son los dos volúmenes por Nibley que sufren de una sobredosis de Viejo Munditis... Él no conoce bien la historia cultural del Nuevo Mundo, y su escritura ignora elementos indígenas considerables exclusivamente a favor de patrones del Viejo Mundo".29

"En situaciones donde las fuentes de autoridades religioso y secular entran en conflicto la una con la otra, un Mormón se encuentra a veces en un dilema. A él se le ha asegurado a través de lecciones, charlas y literatura de la iglesia, que los arqueólogos (por lo general Gentiles) demuestran constantemente  que el Libro de Mormón es auténtico; mientras que por su educación formal y literatura secular él se ha dado cuenta que en la actualidad los expertos parecen contradecir la escritura".30

"La ciencia no llega a sus conclusiones por silogismos, y ninguna persona en la tierra deplora la demostración de pruebas por silogismos más fuertes que como los verdaderos arqueólogos lo hacen. Aún, el estudio de Sr. Jakeman es solamente un guisado silogístico elaborado. La única cosa clara y positiva sobre el estudio entero, es el objetivo que el autor se ha determinado alcanzar".31

De nuevo, cada uno de los arriba mencionados son mormones practicantes. Además, como mencionamos antes, la BYU pertenece a la Iglesia Mormona y  tiene un Departamento dedicado a la arqueología del Libro de Mormón. Según el antropólogo de BYU John Clark, prácticamente todos los arqueólogos profesionales allí confiesan que los hallazgos arqueológicos que atan específicamente  el pasado con los acontecimientos en el Libro de Mormón fallan. Estos Mormones practicantes, llaman a los libros y sus autores que enlistan conclusiones sensacionalistas no calificadas, inadecuadas, y especulativo.

Algunos mormones responderán que estos arqueólogos no representan la posición oficial de la iglesia, entonces sus opiniones no son creíbles. ¿Pero por qué trivializan y descalifican las conclusiones del consenso aplastante de Mormones practicantes que son arqueólogos profesionales, y que aún así aceptan sin duda, la posición oficial de la Iglesia Mormona? ¿Podría ser que el silencio de la tierra es indicativo de una posición de la Iglesia Mormona que es falsa? Después de todo, si es falso, el silencio de la arqueología es exactamente lo que podríamos esperar encontrar.

Es justo mencionar que los arqueólogos mormones profesionales afirman que existe una confirmación general del Libro de Mormón por parte de la arqueología, citando la existencia de pueblos donde se piensa que pueblos mencionados en el Libro de Mormón pudieron haber existido. Esta confirmación general, sin embargo, no muestra que el cuadro  Mormón de la historia es verdadero. Estos mismos arqueólogos (Johnson, Clark) confiesan que las conclusiones en cuanto a los hallazgos son especulación pura. La cuestión no es, "¿Existió gente en las Américas entre el 600 AC. hasta el  400 DC?.  Sabemos que si. La cuestión es, "¿podemos identificar estas civilizaciones como las mencionadas en el Libro de Mormón?" Y la respuesta de prácticamente todos los arqueólogos profesionales no Mormones y Mormones igualmente es no.

En el último capítulo vimos que los manuscritos Hebreos y Griegos en nuestra posesión hoy, permiten que nosotros tengamos una traducción exacta de la Biblia. Por lo tanto, hasta en estándares Mormones, podemos ser confidentes que tenemos la Palabra de Dios. También vimos que la historia secular ha dado testimonio de la exactitud de la Biblia, de modo que podemos saber con certeza que muchos de los acontecimientos registrados en ella ocurrieron. Lamentablemente, el Mormón no puede tener esta misma confianza cuando se trata del Libro de Mormón. La arqueología y la historia secular permanecen en silencio cuando se les pregunta si los acontecimientos ocurrieron. No sólo este silencio es inquietante a arqueólogos profesionales Mormones, sino que es evidencia en contra del Mormonismo, cuando ningún artefacto aparece en áreas que deberían ser abundantes de reliquias, como la Colina Cumorah. Sin embargo, tan dañino como esto puede ser, el mayor desafío del Mormonismo concierne a otra de sus escrituras, el Libro de Abraham, que será el foco de atención de nuestro siguiente capítulo.

Capitulo 4. El Libro de Abraham

En el último capítulo, vimos algunos de los problemas que el Mormonismo enfrenta con el Libro de Mormón y la arqueología. En este capítulo examinaremos otro libro de las Sagradas Escrituras Mormonas llamado el Libro de Abraham. Los problemas encontrados aquí son devastadores hacía la credibilidad de Mormonismo.

El mormonismo tiene cuatro (4) fuentes que ellos consideran ser Sagrada Escritura: La Biblia, el Libro de Mormón, la Perla de Gran Precio, y Doctrina y Convenios. La Perla de Gran Precio contiene el Libro de Moisés, el Libro de Abraham, y los Escritos de José Smith que incluyen su traducción de Mateo 23:39 por todo el Capítulo 24, y extractos de la Historia de la Iglesia.

El Libro de Abraham es de nuestro particular interés. En 1835, Smith compró algunas momias que estaban acompañadas por papiros egipcios antiguos. Smith  clamó ser capaz de traducir los papiros porque  estaban escritos en la misma lengua que el Libro de Mormón, "Egipcio Reformado". Cuando él tradujo los manuscritos, afirmó que alguna parte contenía el Libro de Abraham, un libro escrito por Abraham mismo.

1. Hay problemas con el Libro de Abraham.
Los papiros para el Libro de Abraham contenían algunos dibujos con escritos Egipcios que fue publicados posteriormente en Tiempos y Temporadas, un periódico Mormón. Los papiros  se perdieron después de la muerte de Smith en 1844. En 1967 los papiros fueron  re descubiertos  por el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York, que los devolvió a la Iglesia Mormona, que confirmó  se trataban de los originales, y los publicó para que otros pudieran verlos. "Diálogo: un Diario del Pensamiento Mormón"  le pidió a tres Egiptólogos prominentes traducir los papiros. La Iglesia Mormona no tenía nada que temer.

Ya que José Smith era un profeta verdadero, la traducción contemporánea estaría muy cerca de la de Smith. Sin embargo, las apuestas eran altas. Las traducciones de los Egiptólogos podrían confirmar a José Smith como un profeta verdadero o condenarlo como un charlatán. Además, si José Smith  se había equivocado terriblemente en su traducción del Libro de Abraham, por ende, no se podría confiar en que él, hubiese producido una traducción exacta del Libro de Mormón, que él afirmó estaba en la misma lengua.

 A John Wilson y Klaus Baer, ambos Profesores de Egiptología de la Universidad de Chicago, y a Richard Parker, un Profesor de Egiptología de la  Brown University,  se les pidió hacer esta tarea. Aquí están los resultados:

John Wilson dijo que el texto que Smith solía traducir como El Libro de Abraham, era realmente "un texto mortuorio relacionado con los últimos tiempos, el así llamado Libro de las Respiraciones. El Libro de las Respiraciones era un documento egipcio antiguo, que era sepultado con los muertos a fin de proporcionar la dirección en la vida futura (lo que explica por qué los papiros de José Smith fueron encontrados entre las momias que él había comprado). Wilson afirmó también, que uno de los dibujos que Smith incluyó en el Libro de Abraham era realmente un "hypocephalus", "un disco acartonado que era colocado bajo la cabeza de la momia, hacia el final de la historia egipcia antigua."32

Klaus Baer dijo que los papiros que Smith pensaba eran  El Libro de Abraham, se trataban realmente de "El Permiso de respirar", perteneciente al sacerdote Hor.33 Este es otro nombre dado para el Libro de las Respiraciones. Baer proveyó una comparación de su traducción con la de José Smith. Es completamente fácil ver que no hay el parecido más leve entre los dos. Por ejemplo...

La traducción de Baer: el

La traducción de Smith: "Ahora bien, en cierta ocasión, este sacerdote había sacrificado a tres vírgenes, hijas de Onítah, uno de los de linaje real directamente de los lomos de Cam. Sacrificaron a estas vírgenes por motivo de su virtud; no quisieron postrarse para adorar dioses de madera ni de piedra; por consiguiente, les quitaron la vida sobre este altar, y se hizo según la manera de los egipcios".34
 
Richard Parker, igualmente identifica los papiros del Libro de Abraham de Smith como el Libro de Respiraciones.35

Estos resultados son absolutamente devastadores al Mormonismo. José Smith no tenía la menor idea de lo que hacía mientras traducía los papiros a El Libro de Abraham. Esto seguramente  cuestiona su capacidad de traducir las planchas de oro del Libro de Mormón, ya que tanto el Libro de mormón como el Libro de Abraham estaban en "Egipcio Reformado".

2. Los intentos por parte de los Mormones para contestar el problema del Libro de Abraham fallan.
Los misioneros Mormones que vienen a su puerta quedarán pasmados cuando usted saque al tema el problema con el Libro de Abraham. Algunos están completamente inconscientes que tal problema existe. Otros han escuchado "de una tensión", pero no están conscientes de su magnitud. Los eruditos Mormones tampoco han tenido mucho éxito en sus intentos de proporcionar una explicación del problema. Aquí están algunas de las respuestas más comunes:

A. "No tenemos los papiros originales que José Smith usó para el Libro de Abraham. todavía permanecen perdidos". Klaus Baer, sin embargo, ha demostrado que realmente los tenemos en nuestra posesión hoy. (Vea la nota al pie  página 23). Además, son idénticos a las reproducciones que aparecieron en el periódico Mormón, Tiempos y Temporadas. (Ver como ejemplos, el 1 de marzo de 1842 y el 16 de mayo de 1842.)

B. "Si usted compara el Libro de Abraham con otras escrituras antiguas sobre Abraham como el Midrash judío, el Génesis Apócrifo (encontrado entre los Rollos del Mar Muerto), el Apocalipsis de Abraham, el Testamento de Abraham, y el Libro de Enoch, usted encontrará que sus historias convergen en varios puntos. Esto es notable porque José Smith no habría tenido forma de saber sobre estas otras escrituras Abrahamicas en 1842. Todavía no habían llegado a los Estados Unidos o eran todavía no descubiertas. Entonces José Smith no pudo haberlo inventado".  El Midrash judío incluye historias que tomaron parte del Antiguo Testamento, e intenta hacerlas relevantes para un tiempo diferente, así como busca proporcionar soluciones a preguntas sin contestar en el Antiguo Testamento. El Midrash comenzó a ser desarrollado antes de la finalización del Antiguo Testamento y continuó hasta el siglo quinto DC.36  Aunque es verdad que los volúmenes grandes del Midrash no fueron impresos hasta finales del siglo diecinueve  o principios del siglo veinte,37 durante casi dos mil años mucho Midrashimo fue transferido oralmente de una generación a otra. Muchos fueron impresos en  pequeñas colecciones informales.38

Los primeros Judíos llegaron a las colonias de Nueva York en 1654.39 Para 1655 la primera congregación Judía en los Estados Unidos (Sheariht Israel) fue formada en el Estado de Nueva York (De donde José Smith es originario).40 Cerca de 200 años después, Smith se ocupada de aprender Hebreo. La Iglesia Mormona contrató a un prominente Profesor judío, Joshua Seixas, para que enseñase a Smith y a los más altos Ancianos Mormones.41 Como el Midrash ya existía en los EUA durante los días de Smith (sin duda en forma oral), y además Smith vivía relativamente cerca de la primera congregación Judía en la nación, es fácil darnos cuenta de donde pudo haber obtenido Smith sus fuentes.  Smith no necesitaba ningún conocimiento "milagroso".

¿Qué hay sobre los otros escritos? Una y otra vez, Mormones me han dicho que libros antiguos, incluyendo uno venido de los Rollos del Mar Muerto, confirmaban la autenticidad del Libro de Abraham, pues sus historias eran muy similares. Un renombrado erudito Mormón, mencionaba que esos libros tenían un gran paralelismo con el Libro de Abraham, y por ende, confirmaban que Smith tradujo el Libro de Abraham por inspiración divina, ya que de ninguna forma él pudo haber sabido en sus días sobre esos informes. Debo admitir que este argumento sonaba bastante convencedor, hasta que fui a la Librería y obtuve y leí las copias de esos escritos (42). Aquí están, los "muchos" y "muy similares" paralelismos:

1) El Libro de Abraham y el Génesis Apócrifo hablan ambos acerca de Abraham yendo a Egipto. Sin embargo, la Biblia lo hace también. Así que no hay nada único, ya que José Smith era bastante conocedor de la Biblia.

2) El Libro de Abraham, el Apocalipsis de Abraham, y el Testamento de Abraham, todos hablan de una tentativa en la vida de Abraham. Sin embargo, el contexto en cada uno excluye cualquier paralelo. En el Libro de Abraham, un sacerdote pagano intenta sacrificar a Abraham a los dioses egipcios en la patria de Abraham. En el Apocalipsis de Abraham, él lucha con un espíritu maligno. En el Testamento de Abraham,  es la hora de la muerte natural de Abraham. Él rechaza las peticiones del arcángel Miguel de acompañarlo al Paraíso.

3) Tanto El Libro de Abraham y el Apocalipsis de Abraham, hablan de la promesa de Dios de hacer una nación de los descendientes de Abraham. Sin embargo, la Biblia da razón de esto también. Así que no hay nada único, ya que José Smith sabía la Biblia.

4) El Libro de Abraham dice que Dios instruyó a Abraham sobre mentir al Faraón acerca de su esposa, a fin de salvar su propia vida en Egipto. El Génesis Apócrifo proporciona  quizá realmente el único paralelismo verdadero. Dice que Abraham tuvo un sueño parabólico (¿de Dios?) mientras que estaba en Egipto, que lo animó a mentir acerca de su esposa, a fin de salvar su propia vida. La Biblia habla de la mentira de Abraham, pero dice que esto era  idea de Abraham, no de Dios. La Biblia nunca registra que Dios anime a las mentiras. De hecho, todo lo contrario es verdad (ver a 1 Samuel 15:29, Salmos 5:6, 34:13; Proverbios 12:22, 30:8; Hebreos 6:18). Incluso otras escrituras Mormonas son enfáticas contra la mentira (Éther 3:12; D&C 10:28).

5) El Libro de Abraham y el Libro de Enoch contienen ambos recuentos divinamente revelados de la creación. Sin embargo, las historias obviamente no son  paralelas. En el Libro de Abraham, Dios revela la historia de la creación a Abraham. El Libro de Enoch tiene a un ángel que le revela la historia a Enoch. El Libro de Abraham se refiere "a Dioses", implicados en la creación. El Libro de Enoch habla de sólo un Dios.  La historia de la creación en el Libro de Abraham tiene muchos paralelismos con la Biblia y, por lo tanto, no es única. La historia de la creación en el Libro de Enoch en nada se parece a la historia bíblica.

¿Dónde están las similitudes? Una paralelismo débil es todo lo que tenemos. Por lo tanto, la aseveración de que existen paralelismos entre el Libro de Abraham con otras escrituras antiguas, es una fabricación.

C. "José Smith jamás intentó traducir el Libro de Abraham por su propio intelecto. Lo hizo por el poder de Dios. Los papiros Egipcios no tuvieron nada que ver con ello". José Smith dijo, "comencé la traducción de algunos caracteres o los jeroglíficos, y para  nuestra gran alegría, encontré que uno de los rollos contenía las escrituras de Abraham".43 Cuando él identificó los papiros como el Libro de Abraham, trabajó para traducirlos de forma exacta. 44 También acomodó una gramática egipcia. Las declaraciones de Smith y sus acciones no tienen sentido si el Egipcio no tuviera nada que ver con su traducción, ya que implícitamente afirman que el Egipcio tuvo que ver en todo con su traducción.

D. "Simplemente no sabemos como José Smith tradujo el Libro de Abraham. Fue por lo visto por un proceso desconocido para cualquiera, excepto para José". Mientras esta puede ser una posibilidad, el Mormón debería ser honesto consigo mismo y preguntarse, "¿Acaso cada problema en el Mormonismo tiene que ser justificado por una causa inexplicable y no verificable?" Seguramente la Biblia no sigue ese camino. ¿Es posible que el Mormonismo se equivoque?

¿Una vez le pregunté esto a dos misioneros Mormones, "¿Existe algo que podría mostrarnos que el Mormonismo se equivoca?" Ellos dijeron que ellos no lo sabían. Entonces les dije, "sé que esto nunca ha pasado, pero, ¿y si los arqueólogos comenzaran a cavar alrededor de la casa de José Smith y encontraran algunas planchas oxidadas con grabados extranjeros sepultados bajo su patio trasero? Digamos que los examinan y resultan ser datadas de al rededor de1830. Digamos también, que rastros de pintura dorada se encuentran en y alrededor de las planchas. Aquello causaría en usted que examinase su fe.  Ambos estuvieron de acuerdo que si. Entonces hablemos del problema del Libro de Abraham. Ellos se sobresaltaron. ¡Apenas si estaban conscientes de que tal problema existió! Les aseguré que era verdad, y que doctor Hugh Nibley, un defensor principal del Mormonismo, admitió que de todos los problemas que afrontan la credibilidad de Mormonismo, "este es el  más grande".45

Los dos misioneros permanecieron firmes diciendo, "creeremos en la iglesia aun sobre todos los hallazgos en su contra". Les pregunté si ellos francamente creían que eso era una postura racional. "¿Querrían ustedes que la gente a la que se dirigen cada día, intentando convencerlos de la verdad del Mormonismo, adoptasen el mismo tipo de posición, qué ellos no cambiarán al Mormonismo pasara lo que pasara,  Si cada uno hiciera eso, ustedes se quedarían desempleados rápidamente". Después les recordé que antes habían dicho que tal problema justificaría un cuestionamiento sobre su fe,  y que si lo que les estaba compartiendo era verdadero, sería saludable para ellos que así lo hicieran.

El problema del Libro de Abraham es el golpe de gracia para el Mormonismo. A fin de entender su significado, supongamos que los huesos de Jesús son encontrados. Un día mientras cavan, los arqueólogos encuentran en Jerusalén una caja grande. Cuando levantan la caja y la limpian,  la caja dice, "Jesús, el hijo de José el Carpintero, el que fue llamado el Cristo". Cuando los arqueólogos levantan la tapa de la caja, hay silencio cuando cada uno mira de cerca el esqueleto de alguien que había sido crucificado. Encima del esqueleto, se encuentra un papiro que dice, "engañamos al mundo, hasta hoy"," y está firmado por Mateo, Marcos, Lucas, Juan, etc. Bien, usted podría decir, "Eso no demuestra nada. Esto podría ser un fraude judío del primer siglo". Y usted tendría razón. Podría ser.

Pero supongamos que hicimos una prueba de ADN sobre los huesos y comparamos los resultados con una prueba de ADN similar de una mancha de sangre en el Sudario de Turín y ¡hacen juego!. Los líderes cristianos responderían, "no tenemos ninguna respuesta, definitivamente existe una concordancia de ADN, es un misterio" ¿Qué haría usted? El Apóstol Pablo dijo, "Si Cristo no ha sido resucitado, nuestra predicación no sirve para nada, como tampoco la fe de ustedes".46 La Biblia dice que Jesús se elevó físicamente y subió  al cielo (ascendió). Pero tenemos sus huesos. "Cielos, pensé que esto era verdad. Pensé que yo tenía una relación con Cristo". ¿Qué haría usted?, ¿Qué haría usted?   Lo que los huesos de Jesús harían al cristianismo, el Libro de Abraham hace al mormonismo.

Usted puede esperar que sus invitados Mormones queden confundidos. Pero no espere que  dejen el Mormonismo ese día. ¿Si fuera declarado que los verdaderos huesos de Jesús fueron descubiertos, dejaría usted el Cristianismo en el acto? Probablemente no. Usted investigaría la historia para asegurarse que todos los hechos son verdaderos. Después de todo, muchas de esas historias han demostrado ser  sensacionalistas, embellecidas, o simplemente falsas. Sus invitados Mormones querrán probablemente hacer lo mismo. Anímelos a hacerlo así. Lamentablemente, a los misioneros Mormones no les permiten leer  literatura que no haya sido aprobada por la Iglesia Mormona. Sin embargo, les permiten escuchar lo que usted les lee. Así que leales partes de este libro. Ofrezca mostrarles algo que a ellos les gustaría ver. A los Mormones que no son misioneros les permiten leer  literatura que no ha sido aprobada por la Iglesia de Mormón. Ofrezca darles o regalarles este libro. He intentado documentar cada punto importante, de modo que cualquiera pueda comprobar estas cosas.

Hasta ahora hemos visto que, al contrario de las afirmaciones Mormonas, el texto de la Biblia es de confianza. También hemos visto que la disciplina de la arqueología ha sido todo menos amistosa con el Libro de Mormón. Finalmente, acabamos de ver que, a lo más, José Smith se confundió al creer que tenía la capacidad de traducir el Egipcio Reformado y, por lo tanto, dar el Libro de Mormón y el Libro de Abraham como algo no fiable. En el peor de los casos, él era un fraude. En otras palabras, si José Smith realmente creyó que le fue dado el regalo(de Dios)  para traducir, y que el Libro de Mormón contiene un recuento histórico de verdaderos pueblos, él fue engañado. O él fue autoengañado, o  recipiente de las tretas del diablo. La otra opción es que José Smith sabía que sus afirmaciones sobre su capacidad de traducir con exactitud el Libro de Mormón y el Libro de Abraham eran falsas. Si fue así, él era un impostor.

¿Engañado o Engañador? De una u otra forma, parece bastante claro que José Smith no era un profeta de Dios.

Capítulo 5: Evidencias Mormonas

¿Qué evidencias existen indicando que el Mormonismo es verdadero? Mientras los eruditos Mormones admiten los desafíos válidos al Mormonismo por parte de la arqueología y el Libro de Abraham, ellos dicen que las evidencias de la veracidad del Mormonismo, son el Libro de Mormón en sí mismo, es decir, la confirmación de Dios en tú espíritu, y el número de vidas cambiadas. Cuando converse con Mormones espere oírles decir, "sé que el Libro de Mormón es verdadero porque he orado a Dios y le he pedido decirme si es verdadero."47  O sea "No necesitamos evidencia.   Él lo ha confirmado en mi espíritu, así que ninguna cantidad de pruebas contra el Mormonismo me convencerán de que este se equivoca". Los misioneros Mormones están entrenados para seguir diciéndole como el Espíritu Santo les ha confirmado que el Libro de Mormón es verdadero, que Jesús ha cambiado su vida y esto ha significado mucho para ellos. Espérelo y no deje que esto le sorprenda. Esa creencia es muy difícil de vencer  al dirigirse a sus amigos Mormones. Mucho va a depender de que ellos tengan una mente abierta. Entonces ahora hemos llegado al corazón al del asunto al conversar con Mormones. En este importante capítulo, hablaremos de la insuficiencia de estas evidencias sobre la verdad del Mormonismo proporcionadas por Mormones.

1. Los sentimientos son inexactos casi siempre.
¿Ha dudado alguna vez de su salvación? Muchos lo han hecho alguna vez. Sin embargo, sus sentimientos no cambian el hecho de que usted sea o no salvo. ¿Puede imaginar a Dios  requiriendo una nueva conversión cada vez que usted tiene un cambio de animo que le cause dudas? Es posible para alguien tener dudas sobre ser Cristiano, y sin embargo todavía serlo. Igualmente, es posible sentirse confiado en que su relación con Dios marcha bien, pero en realidad no lo está. (ver Mateo 7:21-22). Piense en la confianza que muchos de los líderes Judíos en el tiempo de Jesús tenían hacía la voluntad de Dios. Aún así, Jesús les dijo, "Ustedes son de su padre, el diablo..." (Juan8:44, NVI). El apóstol Pablo es un ejemplo perfecto. Él creyó que hacía la voluntad de Dios persiguiendo y matando  Cristianos, pero descubrió que realmente perseguía al Hijo de Dios (ver Hechos 22:1-8).

Las personas de otras religiones hablan de una confirmación interior como prueba que su religión es verdadera. El Islam hace las mismas afirmaciones y aún así los Mormones no consideran el Corán o la doctrina Islámica como divinamente inspirada. Mahoma hizo afirmaciones de visiones similares a las de José Smith. En cuanto al Corán afirmó,  "Este Corán no puede haberlo inventado nadie fuera de Alá"(10:37). Más adelante se jacta de que "Si los hombres y los genios se unieran para producir un Corán como éste, no podrían conseguirlo, aunque se ayudaran mutuamente" (17:88). Lo que supuestamente hace aún más asombroso el Corán es que alguien  que alegó ser analfabeto lo escribió (7:157).

Los musulmanes también sostienen que el número de vidas cambiadas y culturas por el Corán son pruebas de su origen divino.48 En otras palabras, el Corán es tan hermoso en su estilo literario que la humanidad entera y los espíritus, aún trabajando juntos no podrían producirlo, sólo Dios podría. La veracidad del Islam también es evidenciada por su increíble poder de transformación.
.
¿El Islam es verdadero? No.49 Seguramente los Mormones no creen que lo es. Entonces uno puede ser sincero y confidente de que Dios les ha mostrado el camino y todavía estar equivocados, como es el caso de los Musulmanes. Satán puede falsificar sentimientos de  certeza y contestar la oración.50 El Mormón dice, "Dios me lo ha confirmado". Pero el Musulmán dice la misma cosa y los Cristianos también. ¿Cuál es la diferencia entre las confirmaciones de Mormones, Musulmanes, y Cristianos?

Los Mormones no son los únicos errados en este punto. Muchos Cristianos, yo mismo incluido, hemos sido culpables en algún punto de presentar sentimientos y experiencias espirituales como pruebas que nuestras creencias son verdaderas. No quiero minimizar la autenticidad de sentimientos y experiencias espirituales. Creo que la mayor parte de la paz en la vida Cristiana, y sus experiencias espirituales son auténticas. Reconozco que la gente que profesa otra fe tiene experiencias también. Sin embargo, interpreto que vienen de otra fuente diferente a la mía (por sugestión o demoniacas). El único modo de determinar la verdadera fuente  es mirando evidencias externas. Cuando hacemos esto con el Mormonismo, el pronóstico no es bueno.

2. Defensores de la fe, tanto los líderes religiosos del Antiguo Testamento como los apóstoles del Nuevo Testamento, usaban pruebas, no sentimientos.

Los líderes del Antiguo Testamento alentaban a la gente a que recordasen lo que Dios hizo por ellos: librándolos de Egipto, las plagas y la partidura del Mar, librándolos de las salvajes serpientes, dándoles maná del Cielo, y trayéndolos a la tierra que Él les prometió (ver 1 Cron. 16:12; Isa. 46:9). Los líderes del Nuevo Testamento "discutían" de las Escrituras (ver Hechos 17:2; 18:4, 19) y ofrecían pruebas, a saber de la resurrección de Jesús (ver Hechos 9:22; 17:31). Nadie sugirió alguna vez, "Sólo lea este libro y ore con relación a el. Dios le mostrará que es verdadero".

Una vez tuve una discusión con un caballero Mormón que trabaja para la Iglesia mormona en Utah. Le compartí muchos de los desafíos al Mormonismo presentados con anterioridad. Él respondió que los líderes Mormones les dicen continuamente que ellos deben creer a pesar de los hechos. Le indiqué que ni los profetas de Antiguo Testamento ni  los apóstoles del Nuevo Testamento dudaban en proporcionar pruebas para sus afirmaciones. Le dije, "lo qué la iglesia Mormona te esta pidiendo que hagas es que debes creer que Dios trabajó de una cierta forma, hasta que dejo de hacerlo hace menos de 200 años".

Esté listo para presentar evidencias para sus posiciones. Por ejemplo, usted puede decir a los misioneros Mormones, "Ambos (ellos y usted) estamos confiados y aseguramos que estamos correctos en cuanto a nuestras creencias. Ya que nuestras creencias se diferencian, y de hecho lo hacen, o ustedes y yo no estaríamos aquí ahora, uno de nosotros se equivoca. ¿Cómo sabremos quién? Solamente observando las evidencias externas a nosotros mismos. Cuando lo hagamos, veremos que la Biblia es confiable y ha sido conservada con precisión. Esto verifica mi posición, porque acepto la Biblia. Cuando observamos el Mormonismo de forma independiente, nos damos cuenta que no existe ninguna confirmación de la veracidad del Libro de Mormón por parte de la Arqueología o la Historia. De hecho, la carencia de pruebas arqueológicas que deberían de estar ahí, hieren al Mormonismo. Finalmente, ya que la traducción de Smith del Libro de Abraham ha sido demostrada que es fraudulenta, su capacidad de traducir el Libro de Mormón cae en un severo cuestionamiento. Ya que ambos tenemos sentimientos internos de que nuestra visión es verdadera, la evidencia externa hace de mi posición mucho más probable que la de ustedes".

3. Uno puede ser sincero, pero estar equivocado
Cuando  los Mormones sienten que pierden terreno durante la conversación,  pueden traer el universalismo al tema, que es la creencia de que cada persona sincera llegará al cielo, sin tener en cuenta su creencia. Este está de acuerdo con la doctrina Mormona. Sin embargo, no es compatible con la doctrina bíblica.

Romanos 10:1-2 (NVI) dice, "Hermanos, el deseo de mi corazón, y mi oración  a Dios por los Israelitas son, es que lleguen a ser salvos. Puedo declarar a favor de ellos que muestran celo por Dios, pero su celo no se basa en el conocimiento.  Pablo oraba para la salvación de los Judíos, aun cuando reconocía que tenían un celo para Dios. Su celo, sin embargo, no era compatible con la verdad. La sinceridad no es una prueba para la verdad y no es bastante para la vida eterna. Otros versos en la Biblia indican que Jesús es el único modo de obtener la vida eterna. (ver  Juan 3:36, 14:6; Hechos 4:12; Hebreos 10:26-31).

La visión bíblica de la fe consiste en que es siempre un compromiso confiado basado en hechos conocidos. Los discípulos sabían que su fe fue basada en la verdad, no porque ellos tenían el sentimiento  de que era verdadera, sino porque Jesús había cumplido su promesa de resucitar. Hay tres (3) tipos de fe:

1) Fe con evidencias. Este es la fe razonable (por ejemplo, muchos acontecimientos de la Biblia, incluyendo la Resurrección de Jesús).

2) Fe sin evidencias a favor o en contra. Esta es la fe ciega (por ejemplo el Éxodo de Egipto).

3) Fe a pesar de las evidencias contra ella. Esta es la fe obstinada (por ejemplo,  los problemas arqueológicos del Libro de Mormón y el problema de traducción con el Libro de Abraham).

El tipo de fe expuesta por los Mormones es la del tercer tipo, y no es la forma en que Dios trabaja, de ello nos damos cuenta en todas las partes de la Biblia. A menos que haya una mejor base que los sentimientos para su fe en un sistema que usted espera le permitirá  tener vida eterna, este puede ser el tiempo para comenzar a mirar otras alternativas.

Capítulo 6: Conclusión y Aplicación

No hay ninguna necesidad de estar a la defensiva o ser hostil con los misioneros Mormones que llegan a su puerta. Yo siempre los he encontrado como gente inteligente, honesta, y cordial que necesitan a un Cristiano igualmente sincero que comparta la verdad con ellos tiernamente. No los vea como enemigos, sino como gente dedicada que ha sido engañada. Ámelos. Ore por ellos. Usted puede hacer la diferencia. A los misioneros  Mormones les han cerrado la puerta en sus caras más veces de las que pueden contar y han escuchado intentos débiles de refutar sus creencias. ¡Atrévase a ser diferente!. Recuerde que a la gente no le interesa cuánto sabe usted, hasta que ellos saben cuánto usted se preocupa por ellos. Aquí están unas sugerencias que usted puede usar cuando se reúna con Mormones:

1. Ajuste su agenda.
Los misioneros Mormones tienen varias presentaciones que les gustaría compartir con usted.  Le recomiendo que usted, y  no ellos, comience la conversación admitiendo que ya que nadie puede tener una seguridad del 100%  sobre todo lo que cree, es posible que usted pudiera equivocarse en algunas cosas en las que cree. Dígales que usted está satisfecho por ser Cristiano, pero es de mente abierta y le gustaría hablar de algunas cuestiones acerca de sus creencias (de ellos) que son molestas para usted. Pregúnteles lo que se necesitaría para convencerlos  de que el Mormonismo es falso. Cuándo ellos digan que no hay nada, pregúnteles, "¿Si los huesos de Jesús fueran un día descubiertos y se les hicieran una prueba de ADN y este ADN fuese comparado con  prueba en el del Sudario de Turín, y si de alguna forma, fuese clara e irrefutablemente concluido que éstos eran los huesos de Jesús,  usted seguiría  siendo Mormón, ya que la Biblia dijo que la tumba estaba vacía porque Cristo se había elevado físicamente, y Si Cristo no fue levantado, ¿su fe no tiene sentido? ¿Haría esto, que al menos usted considerara que el Mormonismo puede ser falso?  ¿Y si las planchas de oro de las cuales José Smith tradujo el Libro de Mormón, fueran descubiertas  un día y traducidas por veinte Egiptólogos profesionales, y si su traducción no guardara ningún parecido al Libro de Mormón, le provocaría considerar seriamente que tal vez el Mormonismo es falso?". La mayoría estará de acuerdo que esto seguramente les haría pensar mucho tiempo y con fuerza.

2. Establezca que la Biblia es confiable.
Este es importante. Según aquellos que han dedicado sus vidas a ayudar a los Mormones a encontrar la verdad sobre el Mormonismo, cuando una persona deja el Mormonismo, muchas veces se hacen escépticos porque incluyen a la Biblia con sus otras Escrituras. Una vez que ellos ven que sus propias Escrituras no son de Dios,  pueden asumir que la Biblia no  lo es tampoco. Tome tiempo para mostrarles que la Biblia es de confianza. Esto les da un lugar sólido para ir cuando abandonen la Iglesia Mormona. He encontrado que la mayor parte del tiempo, los misioneros Mormones terminan por estar de acuerdo conmigo que la Biblia es confiable, después de que las evidencias del Capítulo 2 les son presentadas.

3. Hable de los desafíos planteados al Libro de Mormón por la Arqueología y la Historia.
Ya que usted ha hablado de la confiabilidad de la Biblia con ellos, ahora serán capaces de ver una gran diferencia entre la Biblia y el Libro de Mormón. Quedarán en estado de Shock  al encontrar que los arqueólogos Mormones de BYU han confesado que la  ambigua arqueología del Libro de Mormón no existe.

4. Hable de los desafíos al Libro de Abraham presentados por Egiptólogos profesionales que han traducido los papiros que José Smith usó.
Este punto en particular destruye la credibilidad de José Smith. Si la traducción de Smith del Libro de Abraham es completamente equivocada, entonces no hay ninguna razón para creer  que su traducción del Libro de Mormón es un poco mejor. Sus afirmaciones de tener una capacidad dada por Dios para traducir, y de ser un Profeta elegido por Dios, se vuelven dudosas.

5. Esté preparado para dirigirse al valor de los sentimientos.
En mi propia experiencia, he encontrado que los Mormones tienen muy poco que decir en su defensa, después de que este punto es señalado, salvo que Dios ha confirmado en sus corazones que el Mormonismo es verdadero. Hasta ahora hemos visto que los sentimientos pueden engañar y realmente no demuestran nada. Ya que tanto usted como su amigo Mormón tienen sentimientos que les indican que sus creencias son verdaderas, las evidencias externas son la única prueba. Y el Mormonismo no pasa esta asignatura.

En conclusión, cuando los Mormones toquen a su puerta, abrace la oportunidad. Muéstrese como un Cristiano conocedor y cariñoso. El objeto no es ganar un argumento, sino tratar de conducir a una persona sincera a la verdad. Por lo tanto, presente las evidencias en forma  cariñosa y paciente. El apóstol Pablo escribió,

 "Y un siervo del Señor no debe andar peleando; más bien debe ser amable con todos, capaz de enseñar, y no propenso a irritarse. Así humildemente, debe de corregir a los adversarios, con la esperanza de que Dios les conceda el arrepentimiento para conocer la verdad. (2 Timoteo 2:24-26 NVI).

El cristianismo es de confianza porque el texto de la Biblia es puro y la mayor parte de esto es confirmado por la Arqueología y la  Historia secular. También  tenemos  prueba de la resurrección de Jesús.51 Por otro lado, el Mormonismo no ofrece ninguna prueba de su veracidad. No hay ninguna confirmación del Libro de Mormón por parte de la Arqueología o la Historia. Las traducciones por Egiptólogos profesionales de los papiros del Libro de Abraham son completamente diferentes a la traducción de José Smith. Si sus habilidades de traducción del Libro de Abraham son cuestionables, también lo son  para el Libro de Mormón. Los eruditos Mormones confiesan que este es un problema serio, y al intentar reconciliarlo fallan. La única "prueba" del Mormonismo es la confirmación dada por Dios  cuando uno lee el Libro de Mormón. Sin embargo, esas evidencias son débiles, ya que los creyentes de otras religiones afirman que Dios los ha convencido de la veracidad de su propia religión. ¿En cual confirmación se puede confiar, y por qué?

Cuando usted considera las doctrinas Mormonas, como la pluralidad de dioses, un Dios que ha sido una vez un hombre,  el hombre que se hace Dios, Jesús creado por Dios, una vida después de la muerte muy diferente a la que Jesús describe, y  todas las exigencias para ser salvo; nos damos cuenta de que el Mormonismo presenta un evangelio muy diferente al que encontramos en la Biblia. Por lo tanto, las palabras del Apóstol Pablo en Galatas 1:8-9 NVI pueden aplicarse muy bien:

"Pero aún si uno de nosotros o un ángel del cielo les predicara un evangelio distinto del que hemos predicado, ¡que caiga bajo maldición!. Como ya lo hemos dicho, ahora lo repito: si alguien les anda predicando un evangelio distinto del que recibieron, ¡que caiga bajo maldición!

Éstas palabras son indicadas  para los Mormones, que no están en posición de ser confidentes de su propia salvación. Ellos son entusiastas para Dios. Pero también lo eran los Judíos, Pablo escribió sobre ello en Romanos 10:1-2 y oró por su salvación. Ellos creen en Jesús. Pero también lo hicieron  los gnósticos, que eran herejes de la Iglesia temprana, que, como los Mormones hoy, enseñaron un concepto de Dios y  de Jesús que era fundamentalmente diferente a lo que los apóstoles enseñaban. Ellos realizan grandes obras en el nombre de Cristo. Pero también lo hicieron aquellos de quienes Jesús se refirió en Mateo 7:21-23, diciendo, "yo nunca les conocí".

Muchos Mormones han nacido en la Iglesia Mormona y es difícil desechar lo que uno ha creído su vida entera.  A los Mormones que usted comparte palabra, anime a orar y pensar en su situación personal. Son sus almas que están en la línea de fuego. Pregúnteles, "Supongamos que te enteras que algunas acciones  que habías heredado de tus padres se quedarán sin valor pronto, porque la compañía acaba de anunciar la quiebra del negocio. No te gustaría mucho, pero le darías la bienvenida a una oportunidad de vender las acciones y salir de ahí antes de perderlo todo. Entonces podrías poner tu dinero en un lugar seguro. ¡Si hiciera esto con tu dinero, cuánto más con tu alma eterna!. ¿Por qué aferrarse a una falsa esperanza y perderlo todo, cuándo hoy tienes la oportunidad de abrazar la verdad y ser salvo?".

Notas Finales

Capitulo 1. Sobre los Mormones.

1 Originalmente se creía  que los acontecimientos descritos en el Libro de Mormón ocurrieron en Norteamérica. La Mayor parte de los Mormones que llegan a su puerta creen esto. Sin embargo, ya que ninguna prueba arqueológica ha emergido, los eruditos Mormones también consideran América Central como un posible escenario. Sin embargo, esta teoría tiene problemas serios, como veremos en el Capítulo 3.

2 TIME,  4 de agosto de 1997. p. 52.

3 Jerald y Sandra Tanner. Mormonism: Shadow or Reality? (Salt Lake City: Utah Lighthouse Mission, 1982). Los Tanners son ex Mormones que han escrito muchos libros sobre el Mormonismo y tienen uno de los mejores ministerios conocidos dedicados a los  Mormones. Para más información, usted puede pedir sus libros desde su librería local, llamar al Ministerio Lighthouse Utah al (801) 485-8894, o en Internet en la dirección electrónica: www.utlm.org.
Judy Robertson. "No Regrets". (Indianapolis: Light and Life Communications, 1997). Judy y su marido, Jim, son también ex Mormones. Jim es un ex Obispo. Para  más información, usted puede ordenar de su librería local, llamar el autor al (602) 833-2537, o en Internet en la dirección: www.concernedchristians.org.
Henry L. Ropp. "Is Mormonism Christian" (Joplin: College Press Publishing Company ,1995). Estos libros discuten con detalle las doctrinas y los problemas del Mormonismo.

4 Para una defensa de la Trinidad, vea "Que decir a los Testigos de Jehová cuando toquen a  su puerta".

Capitulo 2. La Biblia es confiable.
5 Bruce M. Metzger. The Text of The New Testament (New York: Oxford University Press, 1980), p. 36.

6 Norman L. Geisler & William E. Nix. From God to Us (Chicago: Moody Press, 1981), p. 157.

7 A. T. Robertson, An Introduction to the Textual Criticism of the New Testament (Nashville: Broadman Press, 1925), p. 22, and N. L.
Geisler and W. E. Nix, General Introduction to the Bible (Chicago: Moody Press, 1986), p. 365. Bruce M. Metzger , no da un porcentaje de efectividad, pero en Introduction to the  al  Greek New Testament, Tercera Edición (Stuttgart: United Bible Societies, 1985),  explica que a las variantes textuales se les ha asignado la letra  "A," "B," "C," y "D" para indicar el grado de certeza para una  variante en particular. En p. xiii declara, "Por mucho, la mayor proporción del texto representa lo que puede ser llamado un grado de certeza".

8 Para un listado completo, vea Gleason L. Archer & G. C. Chirichigno.  Old Testament Quotationsin theNew Testament: A Complete Survey (Chicago: Moody Press, 1983).

9 Bruce K. Waltke in "The Reliability of the Old Testament Text", Willem A. VanGemeren, ed. New International Dictionary of Old Testament Theology & Exegesis, Volumen 1 (Grand Rapids: Zondervan Publishing House, 1997), p. 65.

10 Este ciertamente era un problema con la Versión de los Setenta. Para un breve artículo de la Versión de los Setenta: G. W. Bromiley, ed. The International Standard Bible Encyclopedia,Volumen cuatro (Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 1993), pp. 400-409.

11 Tales cambios son obvios dentro del Pentateuco  Samaritano, al cual los Samaritanos hicieron cambios  menores para justificar algunas de sus diferencias con los Judíos.

12 Como es evidente en la tradición del Corán  y en los Rollos del Mar Muerto que contienen ortografía y estructuras gramaticales diferentes a las del Hebreo estándar de hoy en día.

13 New American Standard Bible

14 Nueva Versión Internacional

15 Geisler and Brooks. When Skeptics Ask (Wheaton: Victor Books, 1990), p. 198.

16  La declaración oficial del Smithsonian's obtenida por petición a la: Anthropology Outreach Office, Department of Anthropology, National Museum of Natural History MRC 112, Smithsonian Institution, Washington, DC 20560.

17 Suetonius, The Twelve Caesars (England: Penguin Books Ltd, 1989), p. 202.

18 William M. Ramsey. The Bearing of Recent Discovery on the Trustworthiness of the New Testament (London: Hodder and Stoughton, 1915), p. 222.

19 A. N. Sherwin-White. Roman Society and Roman Law in the New Testament (Grand Rapids: Baker Book House, 1963), p. 189.

Capitulo 3. La Arquología y el Libro de Mormón
20 Dr. Ray Metheny, Professor of Anthropology, BYU. Hablando en el Septuagésimo Simposium Teológico Sunstone, Salt Lake City, 8/25/84.

21 Dr. Dee Green, Antiguo Editor del  boletin de la University Archaeological Society "Book of Mormon Archaeology: The Myths and the Alternatives," en Dialogue: A Journal of Mormon Thought, 4, No. 2 (Summer 1969), pp. 77-78.

22 Dr. David Johnson, Professor of Anthropology, BYU. En una conversación telefónica personal, 7/23/97.

23 Dr. John Clark, Professor of Anthropology, BYU. En una conversación telefónica personal, 7/25/97.

24 Copias de las cartas de respuesta de la National Geographic Society y de la Universidad de Boston fueron proveídas por Jim y Judy Robertson  de Concerned Christians.

25 Mosiah 1:4; Mormón 9:32-33; Vea también Joseph Smith History 1:64.

26 Joseph Smith. History, versículos 51-52. La Colina Cumorah se localiza en Manchester, New York, alrededor de 2.5 millas al oeste de Rochester. Smith vivía in Palmyra, alrededor de 5 millas de distancia de la Colina.

27 Una Conversación telefónica personal en  Septiembre 8, 1997.

28 John L. Sorenson, Profesor Asistente de la Anthropology & Sociology, BYU. Dialogue: A Journal ofMormon Thought, 1, No. 1 (Spring 1966), pp. 145-246.

29 Dee Green, General Officer, Univ. Archaeological Society. Dialogue: A Journal of Mormon Thought, 4, No. 2 (Summer 1969), p. 74.

30 John L. Sorenson, Dialogue: A Journal of Mormon Thought, 4, No. 2 (Verano de 1969), p. 81.

31 Dr. Hugh Nibley, citado por Dee Green. Book of Mormon Archaeology, p. 75.

Capitulo 4. El Libro de Abraham
32 Dialogue: A Journal of Mormon Thought. Vol. III, No. 2 (Stanford: Dialogue Foundation, 1968), p. 68. Para ordenar ediciones pasadas  o solicitar una subscripción, escriba a: Dialogue: A Journal of MormonThought, P. O. Box 658, Salt Lake City, UT 84110 o llame al (801) 363-9988.

33 Dialogue: A Journal of Mormon Thought. Vol. III, No. 3, p. 111. En un pie de nota en la misma página Baer dijo, "la identificación está segura ahora. Es inmediatamente evidente que el Fascículo del Libro de Abraham No 1' de la PGP [la Perla de Gran Precio] fue copiada del P. JS I. La interpretación propuesta por José Smith para las dos primeras líneas del texto en el P.JS XI corresponden a Abraham 1:4-2:6.... El hecho que el nombre del dueño es idéntico en ambos papiros, y que el borde izquierdo del P. JS parezca encajar en el borde derecho del P.JS XI (ver n. 15) - confirma que son partes del mismo rollo."

34 Ibid., pp. 130-132. The Book of Abraham la referencia es 1:11.

35 Dialogue, Vol. III, No. 2, p. 86.

36 Addison G. Wright. The Literary Genre Midrash (Staten Island: Alba House, 1967), p. 51.

37 Vea Louis Ginzberg's monumental anthology, Legend of the Jews (Philadelphia: Jewish Publication Society).

38 Dr. Mark Lee Raphael, Profesor de Religión en el College of Willam and Mary en una  conversación telefónica personal, Septiembre 2, 1998.

39 Margolis and Marx. A History Of The Jewish People (Philadelphia: The Jewish Publication Society Of America, 1927), p. 603.

40 Ibid., p. 605.

41 History of the Church, vol. II, p. 388. Usted puede ordenar History of the Church desde cualquier librería Mormona o llamar al Mormon book dealer Deseret Bookstore, ZCMI Center, 36 S. State St., Salt Lake City, UT 84111, (800) 453-4532.
En un articulo para Dialogue, Vol. III, No. 2, Louis C. Zucker, Profesor de Inglés y Conferencista en Hebreo de la  University of Utah dijo " . . . hay un poco de duda sobre si Joshua Seixas era el ablest Hebraist... en los años 1830" (p. 45). Interesante, Seixas era un pariente de Gershom Mendez Seixas, el líder del Israel Shearith, la primera congregación judía mencionada con anterioridad.

42 También puede hacer esto. Vea Michael Wise, Martin Abegg, Jr., & Edward Cook. The Dead Sea Scrolls (New York: Harper San Francisco, 1996). Esta es una traducción en Inglés de todos los Rollos del Mar Muerto disponibles hasta la fecha. La traducción en Inglés del Génesis Apócrifo se encuentra en la pp. 74-84. Para un original en Arameo con traducción en Inglés, incluyendo una introducción informativa y comentarios vea Joseph A. Fitzmyer, S. J. The Genesis Apocryphonof Qumran Cave 1 (Rome: Biblical Institute Press, 1971). R. H. Charles. The Book Of Enoch (New York: The Macmillan Co., 1942). Michael E. Stone, transl. TheTestament Of Abraham. The Greek Recensions (Missoula: University of Montana, 1972). Un resumen corto de the Apocalypse of Abraham con Bibliografía puede ser encontrado en, James H. Charlesworth. The Pseudepigrapha And Modern Research With A Supplement (Chico: Scholars Press, 1981).

43 History of the Church, vol. 2, p. 236. La declaración introductoria al Libro de Abraham es un extracto de History of the Church, volumen 2, pps 235, 236, 348-351 y dice, "Una traducción de algunos archivos antiguos de las catacumbas de Egipto que han caído en nuestras manos. Las escrituras de Abraham mientras él estaba en Egipto, llamadas el Libro de Abraham, escritas de su propia mano sobre el papiro."

44 History of the Church, vol. 2, pp. 238, 286, 320.

45 Dr. Nibley en una conversación telefónica personal con este autor en Agosto 19, 1997.

46 1 Corintios 15:14, 17.

Capitulo 5. Evidencias Mormonas
47 Los mormones apelan a Moroni 10:3-5, encontrado en el Libro de Mormón: "He aquí, quisiera exhortaros a que, cuando leáis estas cosas, si Dios juzga prudente que las leáis, recordéis cuán misericordioso ha sido el Señor con los hijos de los hombres, desde la creación de Adán hasta el tiempo en que recibáis estas cosas, y que lo meditéis en vuestros corazones. Y cuando recibáis estas cosas, quisiera exhortaros a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo; Y por el poder del Espíritu Santo podréis conocer la verdad de todas las cosas.

48 El Erudito islámico, Ajijola afirma que "la transformación traída por el Santo Corán es incomparable en la historia del mundo y así su reclamación de ser soporte único permanece sin desafío hoy, así como lo hizo hace trece siglos...Ninguna fe entregó alguna vez una vida  nueva a sus seguidores en una escala tan amplia." Alhaj A. D. Ajijola. The Essence of Faith in Islam (Lahore: Islamic Publications, Ltd., 1978), pp. 100-101.

49 Para Una critica del Islam vea, Norman L. Geisler y Abdul Saleeb. Answering Islam (Grand Rapids: Baker Books, 1995). Para un debate entre Musulmanes y Cristianos vea Josh McDowell y John Gilchrist. The IslamDebate (San Bernardino: Here's Life Publishers, Inc., 1983). Para un debate en audiocassette vea, Jamal Badawi and William Craig. The Concept of God in Islam and Christianity: A Muslim-Christian Dialogue (Madison: InterVarsity Audio, 1997). Usted puede ordenar esta cinta llamando 1-800-828-2100.

50 Vea Lucas 4:5-7 Donde Satanás ofrece a Jesús entregarle los reinos del mundo si Él se postrase y le adorase.

Capitulo 6. Conclusión y Aplicación
51 Para una defensa de la Resurrección de Jesús vea, Michael R. Licona. Cross Examined (Virginia Beach: TruthQuest Publishers, 1998).